ARTISTA FAMOSO David Manzur

Cada obra de David Manzur es una danza entre lo místico, lo sensual y lo majestuoso. Salpimentada por una ironía avezada de robusta envergadura.

Habiendo conquistado el contrapunto del claroscuro técnico, estético y comunicacional. Cada obra de David Manzur es una danza entre lo místico, lo sensual y lo majestuoso. Salpimentada por una ironía avezada de robusta envergadura.

Tras más de cinco décadas de oficio ha domesticado la veladura poética, el dibujo visceral y la armonía cromática; dando rienda suelta a la voz aguerrida de su sistema de pensamiento en cada pieza. Llevando al espectador de la sosegada contemplación a la vociferante alegría, de la delicada ternura a la seductora intriga; en una cinematografía estética onírica.

Maestría, lograda a la luz de una disciplina férrea, al ritmo de la música clásica y las memorias de una infancia policroma entre los juegos en un barco encallado en el África Meridional y la rígida formación en el convento de los padres Claretianos en la Gran Canaria. Dinamizada por una exploración global continuada, que ha hecho de su forma de ver el mundo y por supuesto, de crear, una, de talla global.

La obra plástica de Manzur implica una dosis de misterio y alquimia; bajo la directriz escrutadora y dedicada de los pinceles clásicos españoles, alimentada con una reflexión propia de nuestro tiempo, y sin duda del futuro -donde como pasa con la obra de los grandes maestros- llegan a develar los misterios de sus laberintos estéticos.

Fuerza telúrica de raigambre colombiana a la altura de los más grandes del arte, con el savoir faire de un espíritu libre que hoy, en posesión de suma sabiduría, lejos del artificio vano y la quimera, trabaja día a día bajo el rigor de quien logra el milagro de llevar a cada espectador más allá de la belleza.

David Manzur, 1994

El fantasma de San Jorge
Pastel sobre papel
55×65

David Manzur, 1980

La transverberación de Santa teresa
Pastel sobre papel
65×55

David Manzur, 1989

San Jorge entrando a Neira
Pastel sobre papel
55×65

¿Quieres que hablemos?

    ¿Te gustó? ¡Compártelo!